viernes, 31 de marzo de 2017

YO VOY CONMIGO.

¿Para qué cojones buscas calor si sabes que eso conlleva fuego? 

Ya está. Ya ha pasado ¿Y ahora? Ahora a seguir soñando que esto sólo es el principio, que todo está justificado. Que es un mal día y que mañana todo cambiara. 
No sé si es suerte o azar. No sé si es karma o mal de ojo. Intento no compadecerme de mi misma, seguir adelante. Como siempre he hecho. Como siempre hago. Aunque vengan miles de días grises, aunque veas que no siempre serás la primera opción de alguien, y quizás ni la segunda. Pero me da igual, porque yo hago y deshago. Me invento y me vuelvo a reinventar. Por que... Si no lo hago yo ¿Quién lo va a hacer? Nadie. 

Conmigo me sobra, porque sí, yo voy conmigo. Con nadie más. Pero si alguien me quiere acompañar, que me lo haga saber. Siempre fui más de ir acompañada, de tener una buena conversación. Aunque puestos a pedir, ahora me conformo con una mis cascos y coldplay susurrándome bajito y muy despacio. 

Ay pequeña, cuando aprenderás a ser mayor en este mundo de gigantes. Cuando serás consciente de que aqui el que no corre vuelva. Cuando te darás cuenta que el mundo te lo tienes que comer tú sola. Que hoy estas aqui y mañana... mañana no se sabe. Porque sí, todos los caminos llevan a Roma pero seguro que muchos otros llevan a sitios mucho más bonitos. Ya sabes, todo es cuestión de actitud. ACTITUD. 


martes, 28 de marzo de 2017

let's go!!!!

Está claro que siempre van a existir estos momentos de agobio, de no poder más. De intentar hacer lo correcto, de dar lo máximo que puedo. Incluso más. Porque sí. Sé que puedo con esto y más. Que comparado con tiempos pasados, esto es un quiero y puedo. Que las negaciones se quedaron atrás, junto a los días grises. Y es que ahora veo bonito hasta el negro, porque así es como veo resaltar más la luz. Veo resaltar lo que de verdad importa, lo que siempre está ahí sin importar el cómo, el cuando ni el qué. 

Voto por las cosas sencillas, por las cosas hechas con amor y con el corazón. Y que nadie se atreva a juzgarme porque pienso sentir indiferencia. Porque todo lo que sube, baja. Todo lo que empieza, acaba. Y yo por si acaso, quiero disfrutar hasta el mínimo detalle. 


sábado, 25 de marzo de 2017

"Y a pesar de mi pelo despeinado, mis ojos marrones, comunes, que no decían nada; mi carácter horrible, mi extraña personalidad... a pesar de todos mis defectos, él me dijo: eres perfecta."


domingo, 19 de marzo de 2017

Deja-vú

Intento estar centrada en lo mío, no dejar que nada influya... pero a veces parece que la historia se repite, primero como tragedia y después como farsa. 


sábado, 18 de marzo de 2017

Renunciar a las cosas inconexas y al amor.

No.
NO.

No te voy a permitir el lujo de ser uno más que pasa en mi vida como si nada. No voy a permitir que llegues sin avisar y ponerte buena cara. No sé si esto es cuestión de hilo rojo, de destino o de a saber qué.

Últimamente me cohíbo al escribir, al desahogarme... Por miedo a que luego me lo puedan echar en cara. Por miedo a que lo utilicen en mi contra, y eso, que esto es íntimo. Muy íntimo. A pesar de que algunos se empeñen en hacerlo público.

Hoy no pasarán, no pienso claudicar. Me cansé de tanto imbécil que he pensado que lo mejor es respirar.


viernes, 10 de marzo de 2017

él

Él, que siempre había estado ahí. Y yo tan tonta, que miraba en otra dirección por hacer juicios de valor. Quizás es ahora cuando he comprendido lo que de verdad era "lo normal", las típicas sonrisas que se escapan, los "me da vergüenza que me mires", los "a mi no me chilles" y para contrarrestar, susurrar. Que sí, que somos como el agua y el aceite, pero que agua y que aceite.

No voy a mentir, alguna que otra vez he dudado en si era el camino correcto, pero claro que sí, sólo por esto, ya merece la pena, y la alegría, que es mejor todavía.

Primavera anticipada.

Ese momento en el que te da la brisa en la cara, y no, no es la de la playa. No hace falta volver allí para saber que todo va a ir bien, porque sabes, a ciencia cierta, que ahora sí. Que eres así porque tú quieres, porque no te lo imponen. Cuando defiendes tus ideales, y te da igual si los demás no lo entienden, porque a fin de cuentas no te interesa que les interese.

Y la verdad, es que este buen tiempo, pone de buen humor a cualquiera.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Demasiado buena.

Ella volvería a casa cada Nochebuena, a contar que fue su año y que valió la pena. Que aquel hombre dijo que era demasiado buena, que también tuvo un amor pero murió de pena. Que ahora vive sin dolor, como le viene en vena.