sábado, 31 de diciembre de 2016


No hace falta que me hagas sentir segura, porque me has hecho sentir valiente y eso es aún todavía mejor. 

jueves, 29 de diciembre de 2016

Goodbye my lover, goodbye my friend, goodbye 2016.

La verdad es que ha sido un año de los más complicados desde 1992, por no decir el más complicado. He aprendido a cambiar de aires, a saber adaptarme al cambio, a tirar de mi cuando nadie más lo hacía, a sacar fuerzas hasta debajo de las piedras, a no juzgar, sino a conocer primero, de reír pero también de llorar mucho 

Empecé el año dando gracias por tener a ciertas personas en mi vida, sin darme cuenta, que quizás, lo mejor era dejarlas atrás. He llorado, y mucho. Pero al fin he comprendido que ese tipo de personas, de vez en cuando es saludable tenerlas en nuestra vida para enseñarnos que no todo el mundo va a quedarse en ella, y que es bueno saber decir adiós, aprender a decir adiós. Cuesta, pero al final una persona se adapta a no necesitar a nadie que no la necesite. Porque a veces, por mucho que eches de menos, no necesariamente lo quieres de vuelta. 

He perdido amigos que consideraba hermanos por circunstancias ajenas a mi. O quizás no tan ajenas. Y aunque  no quiera, lo guardo como un bonito recuerdo de noches en vela. Puestos a decir la verdad, diría que no quiero que vuelvan, pero la verdad que lo espero con los brazos abiertos. Con mil cosas que contarle, mil chistes malos, mil anécdotas y miles de riñas, porque estoy segura, que seguirían estando. Es duro decir adiós, pero también es necesario para pasar página. Es sano. Igual de sano que contar con ciertas personas que sabes que ya estaban pero que este año te lo han reafirmado, y de la mejor manera que se podía hacer. Contando contigo no sólo para las buenas, sino también para las más chungas.

Si hablamos de miedos, sigo teniendo los mismos miedos, pero esta vez, soy consciente de que los debo dejar atrás, y es más, estoy convencida de ello. Tengo que abrir puertas para saber que detrás de ella, hay mundos que explorar. Fuera inseguridades. 


Pero no todo lo que me ha dado este 2016 es malo. He conocido a personas muy distintas a mi que me han proporcionado experiencias únicas y momentos imborrables. Jamás me voy a olvidar de esos ojos azules, ni de esa sonrisa tan tímida, de esas ganas de comerse el mundo. 


Ojalá todo el mundo abriera su corazón como lo hacían ellos, sin pensar en que podían rompérselo, sin pensar en las consecuencias. He aprendido tanto de esa bondad que me han dado que a veces no sé como expresarlas. 


Si me preguntarán que es lo que espero de este 2017, lo tengo claro: CORAZONES PUROS. 
Para bien o para mal, pero que las personas actúen de forma irascible y no de forma racional. Es de la única manera que el mundo no se irá a la mierda. 



miércoles, 28 de diciembre de 2016

365

Venimos de un mundo lleno de disfraces y antifaces, de dudas y dilemas. De hacer esto o hacer aquello, de intentar negar lo evidente, intentando elegir el camino correcto, dando prioridad a la racionalidad…

¿Y si eso no es lo que funciona? Es ahora cuando tenemos la oportunidad de corregir errores, de luchar por aquello que queremos, por volver a repetir días que son clave en el calendario con el propósito de mejorarlos. De superarnos. De ser la mejor versión de nosotros mismos.

Se nos dan 365 días para empezar de cero otra vez. Para elegir con el corazón. De sacarlo a ventilar por ahí, como si de una bandera pirata se tratara. Que estamos vivos. Que somos personas. Que podemos llorar, podemos reir, gritar, saltar. Que no pasa nada por equivocarnos pero por favor… aprovechemos estos nuevos 365 días que nos han dado. 

Llenémoslo de ilusión, apostemos de nuevo por alguien, aunque sepamos que vamos a volver a perder, agotemos la esperanza, aunque sepamos que va a doler ¿Qué más da volver a sufrir?

Y alguna vez, después de tanto sufrir, caeremos del burro. 


sábado, 24 de diciembre de 2016

Nochemala. Muy mala.

¿Qué que pido para esta noche? 

Corazones puros. Corazones sinceros. Corazones que les de igual gritar a los cuatro vientos lo que sienten. Corazones sin intereses ocultos. 

Sigo creyendo en la bondad de la gente. Quiero que esa bondad, se deje ver. Se haga notar. 
Porque sí. Porque nos lo merecemos. 



Quiero que cuando veas esas luces de Navidad, recuerdes. 

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Last Christmas.

Quizás la fotografía es la culpable de todo. Esa manía mía de llevar una cámara a todos lados.. Esa manía del destino de jugarme siempre malas pasadas. Y aquí estoy cuatro años después. Intentando no pensar, no porque sea más o menos sano, sino porque me gustaría que estuvieras ahora. Poder contarte todos esos sueños que tengo, todos los líos en los que me meto, todos los errores que cometo.

Aún no soy capaz de darme cuenta que ciertas se pusieron en mi camino para enseñarme que de todo error se aprende.



viernes, 16 de diciembre de 2016

Ojalá siempre pudiera verla así. Así de feliz, como si fuera la primera vez. Con esa ilusión que le caracteriza cuando algo le importa de verdad. Detallista a más no poder. Cuidando el más mínimo detalle. 

Ojala siempre estuviera así de contenta. Que no existieran esos  malos pensamientos. Que sí, que miles de cosas suyas me podrán sacar de quicio, pero que la quiero a más no poder, es una realidad.


jueves, 15 de diciembre de 2016

Y un día te despiertas y te das cuenta que no te hace falta nadie pero sí que echas en falta. Sales a la calle con el pensamiento  de no querer encontrarte a nadie por las calles que te recuerde a él pero con la intención de encontrártelo a él, porque siempre se te dio mejor disimular que hablar claro.


domingo, 11 de diciembre de 2016

Experiencias

Me gusta la gente clara y sincera. La que da todo por nada a cambio. Y sí. Existen. Lo he comprobado. La que se cruza 400 km por ver a la persona que quiere. La que se conforma con una tímida sonrisa y con eso, se da por satisfecho.

Soy fan de la gente que se tira al ruedo sin miedo, porque se ha venido a no tener miedo, se ha venido a jugar. Y como en todo juego, puedes perder, incluso hasta la dignidad. Pero... Y ¿qué? Que le jodan a la dignidad si hablamos de sentimientos, si hablamos de emociones y sensaciones... 

Supongo que seré la puta loca de siempre, con mis ralladas mentales. La que tiene una serie de principios (¿"muy marcados"?)  y no se da por satisfecha con lo mínimo. Porque nunca fui de querer ganar en todo, siempre pensé que era mejor participar. Pero... ¿Sabes qué? Hay ocasiones en las que te tienes que mojar y apostar. 

Hay ocasiones en las que merece la pena ser valiente, porque lo que puedes ganar es mucho más que lo que puedes perder puestos a jugar. Y si al final pierdes, siempre se puede aprender. No hay errores si son buenos los aprendizajes. Un día estarás arriba pero otro estarás abajo y aunque ahora mismo, pequeño mio, lo veas todo cuesta abajo y en negro, que sepas que el negro combina con todo, incluso con un corazón roto. Pero a eso nos hemos expuesto, a que nos lo rompan. 

Pero ten fe porque todo pasa. TODO. 

Y a esos cobardes, que les den. 
Porque prefieren esconderse donde nadie los puedan ver, prefieren pasar sin hacer ruido pero dejando huella. Y no es un tipo de huella tangible, todo lo contrario. Es un tipo de huella de esas que joden, de esas que suena cualquier canción y los encuentras en el más mínimo detalle. Funambulista. Kodaline... Prefieren pasar y arramblar con todo. Son de esos que se conforman con lo de "podemos ser amigos" sabiendo eso de que "nunca podremos ser amigos porque nos atraemos demasiado".



Tú... fiel lector. Siempre en la sombra... Tú. 



sábado, 10 de diciembre de 2016

Ie. Me bajop.

El mundo me está dando puro asco. Los sentimientos, esos que todo el mundo dice que tiene a la orden den día y lo que están son más escondidos que nunca. Y por sentimientos me refiero al más primario de todos: Amor.

Falsos. Eso es lo que somos. Nos escondemos para que no nos hagan daño. Porque tenemos miedo de cualquier cosa que se le pueda parecer. Pero ¿Eh? Luego lo más valientes.

Ojalá el mundo estallara por exceso de amor, pero no. Somos subnormales, preferimos que estalle del asco que nos da, del miedo que nos hacen sentir, del egoísmo que todos, y digo TODOS, tenemos.

Ojalá fuera verdad el dicho del "amor mueve montañas" porque por lo menos, sabríamos, que todo lo que vivimos, es real.


martes, 6 de diciembre de 2016

Porque siempre sonará en mi cabeza la frase por la que mi película favorita lo es: “Arréglalo. Siempre hay una manera. Si tú crees que ella puede ser el amor de tu vida, arréglalo”.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Sácame a bailar y písame la vida bien fuerte.


Las chicas tristes no se atreven a mandar un puto mensaje de texto. Y no por miedo al que dirán, sino por miedo a volver a recibir la misma respuesta una y otra vez.  Por miedo de volver a buscar a esa  persona, a buscar por lugares en los que sabe que no estará pero que se conforma con lo mínimo. Un Puerto de Indias, y que la música haga el resto. Miradas por allí. Por aquí. Movimientos de cintura,y lo que surja. 

Las chicas tristes se maquillan en noches de verbena, se pintan los labios rojo fulana, porque un buen pintalabios sabe disimular hasta la sonrisa más triste. Porque de eso se trata, de intentar disimular y ponernos la mejor sonrisa. 

Te doy lo que queda de mi. Mis noches de infusiones, con mucho azúcar. Buenas películas, o en su defecto un buen rato. Con cosquillas incluidas si quieres. Noches de velas y noches en velas. Te doy todo lo que queda de mi. Te doy hasta los vaivenes de mi cintura, al compás de Tom Odell o James Bay. Te dejo hasta elegir nuestra banda sonora. Pero sabes que en el fondo pondré la canción que más me guste. Aunque, que coño, sabes que al final de un modo u otro me vas a convencer. 





sábado, 3 de diciembre de 2016

MÁS VALIENTES Y MENOS GILIPOLLAS.

La vida nos pone en ocasiones diferentes obstáculos, caprichos del destino que nos acercan a desafíos y precipicios difíciles de controlar. Hace años comprendí que lo que nos hace grandes por encima de todo es el nivel de valentía que tengamos. No hay ningún secreto ni poder de atracción. Aseguran que todo se puede solucionar, sin embargo, nos pasamos media vida arrepintiéndonos de personas y cosas. Por algo será.
Al contrario de lo que muchos piensan o dicen, tengo claro que la mayoría de los errores pasados cuentan con dudoso arreglo. Hay momentos que nunca volverán, otros difícilmente repetibles, y oportunidades que volaron para siempre. Es por eso que los valientes tienen un hueco privilegiado entre los guionistas del destino. Puede que las casualidades existan (yo no lo creo), pero solo los valientes alcanzan la mortalidad de equivocarse. Sin embargo, el miedo a lo efímero nos está volviendo demasiado frágiles, nos gusta engañarnos para no sentirnos culpables. Es curioso, frente a las decisiones importantes siempre queremos más tiempo, cuando en realidad el tiempo es lo único que no tenemos. Dejamos para mañana lo que ya teníamos que estar haciendo desde ayer.
Porque el miedo a enamorarnos nos aleja del verdadero amor, porque el miedo a la vejez nos convierte en jóvenes vacíos, y porque olvidar el pasado y querer aprovechar el presente se confunde frecuentemente con negarnos lo que significa el futuro. Día que dejas pasar sin decir lo que sientes, día que arrojas al saco de arrepentimientos posibles.
Creo que nuestros errores de cálculo cada vez son mayores, posiblemente nos estemos equivocando de ‘fórmula de felicidad’. Nos hemos quedado con lo de “eres único e irrepetible”, y hemos ignorado el “exactamente igual que todos los demás”.
En fin, que a veces nos empeñamos en pensar que el mundo es muy muy muy pequeño. Creemos que nuestro culo es el único que hay que admirar, adorar e idolatrar. A veces pasamos todo por alto, y otras en cambio no perdonamos ni una. Pensamos que la empatía es una enfermedad y que tener orgullo es sinónimo de poseer dignidad.Cuando mentimos pensamos que engañamos, y cuando nos engañamos no reconocemos que nos estamos mintiendo. Pues sí, en ocasiones parecemos gilipollas, y otras veces en cambio, lo somos.


http://www.nifaltaquemeimporta.com/2016/11/29/mas-valientes-y-menos-gilipollas/

viernes, 2 de diciembre de 2016

Because i'm happy

¿Sabes qué? Me siento feliz. 

Es verdad. Sé que siempre me estoy quejando. Que siempre tengo algo que contar. Pero es que me miro al espejo y me siento a gusto conmigo misma. Me siento plena. Siento que estoy donde quiero estar aunque aún queda mucho camino por recorrer. 


jueves, 1 de diciembre de 2016

Cuanto más me centro en mi, mejor me salen las cosas. 
Lo tengo comprobado. No necesito a nadie que no me necesite, ni siquiera a alguien que no crea en mi. No me hacen falta palabras bonitas para saber lo que valgo. No me hacen falta palabras de ánimo porque sé perfectamente que yo puedo. Que sola, puedo.

Pensar que no podía, y superarme a mi misma y con creces. 
Eso es lo más bonito de todo. 

Bendito 1 de diciembre de 2016

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Creo que yo también tengo derecho a quejarme. Derecho a gritar que paren el mundo. Derecho a llorar, aunque el motivo sea una tontería.

Siempre pongo ganas en todo lo que hago. Lo hago con vocación. Pero llega un momento en el que yo también necesito ventilar esas ganas. Darme un poco de espacio. Estar conmigo misma para poder superarme el día de mañana. Necesito que me den la razón, aunque no la tenga. Aunque sea para callarme. Necesito que me escuchen. Saber que puedo contar con alguien. Necesito saber que soy importante para alguien. Necesito saber que no soy la única tonta capaz de aguantar el chaparrón por cualquiera.

Necesito saber, que también lo aguantan por mi.

Lo necesito.


lunes, 28 de noviembre de 2016

Cuento de invierno

¿Y si erase una vez un cielo sin estrellas? ¿Y si las estrellas no son lo que creemos? ¿ Y si la luz de la lejanía no viene de los rayos de los distantes soles sino de nuestras alas al convertirnos en ángeles? El destino nos llama a todos y hay mundo más allá del nuestro donde todos estamos conectados. Todos somos parte de un gran y conmovedor plan. 

Cuando se pierde el verdadero amor, se desvanece todo el sentido de la vida. Nos quedamos vacíos. Pero la posibilidad del destino perdura. Lo que nos deparará aún está por descubrir. Y alguna vez, muy de vez en cuando, ese viaje para encontrar nuestro destino puede desafiar al mismísimo tiempo. 

Ninguna vida es mas importante que otra, y nada es casual. Nada ¿Y si todos somos parte de un gran patrón que quizás un día llegamos a entender? Y un día, una vez hecho lo que sólo nosotros somos capaces de hacer, nos elevamos y nos reunimos con esos a los que más hemos querido para abrazarlos por siempre. ¿Y si nos convertimos en estrellas?


Las cosas claras. el chocolate espeso y tan ricamente. 

viernes, 25 de noviembre de 2016

Una silueta que viene y va


It's just a silhouette, a flick in the blinds

It's just a mind trick, I don't know why
But it reminds me of someone that I used to know
All that I can't forget, is every night right beside me
I open my eyes and it reminds me
I should have never let you go



I wanna put my arms around you
Tell everyone I found you
But you're just a shadow in my mind



You know you've got me so enchanted
Why you gotta be cold-heart

Dancing on your own in the cold streetlight




jueves, 24 de noviembre de 2016

Tengo mi propio mundo y el privilegio de abrirlo a quien yo quiera.

Lo sé. Quizás no soy la típica chica con las típicas inquietudes. No es algo que me haga especial, pero quizás si diferente. Y no por ello creo que sobresalga sobre las demás.

Intento no llamar mucho la atención, pasar sin hacer ruido pero dejando la mayor huella posible. La cual siempre intento que sea positiva.

Sé que muchas veces me ahogo en un vaso de agua, pero también sé que siempre salgo a flote. Sé que a la mínima lloro, pero también a la mínima sonrío. Porque sí, creo que una sonrisa tiene el poder suficiente para contagiarse. Creo firmemente en que un pequeño gesto, puede ser el principio de un largo proceso de cambio. Creo que las palabras bonitas hay que decirlas más a menudo, incluso lo que sentimos. No dejarnos nada en el tintero por miedo a perder. Por miedo a lo que puedan pensar de nosotros. A lo que puedan sentir hacia nosotros.

Soy de las que piensa que las cosas hechas de corazón, están bien hechas, porque son las que de verdad llegan. Aunque ese gesto duela en otras personas. Pero sinceramente pienso que es peor vivir engañados.

Y sí, también pienso que las cosas, esas que nos duelen, deben superarse. Deben ser mejoradas. Aportar lo mejor de nosotros mismos. Ir superándonos día a día. Y no para que nos vean los demás como crecemos, sino para sentirnos grandes nosotros. Para sentir que aportamos algo al mundo. Que somos capaces de sumar allí donde sólo se establecen diferencias.

Vivamos al máximo. Ironías de la vida que yo lo diga teniendo en cuenta mi historial, pero coño, es la mejor opción que nos queda.


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Estoy harta. HARTA.
Harta de que se aprovechen de la buena voluntad de la gente, esa que no piensa mal porque simplemente se niega a acertar, porque prefiere no hacerlo. Esa gente que es ingenua, que aún llorando, intenta regalar una sonrisa, para ponerle, aunque sea poquito, alegría a la vida.

Y ¿Qué obtiene? Palos. Por allí y por aquí.
Estoy tan cansada que eso sea el pan de cada día. Estoy al límite. Y sí, a veces pienso como Rousseau, Neill... Grandes pedagogos que piensan que el ser humano es bueno por naturaleza, es bondadoso, generoso.. y es la sociedad que se encarga de corromperlo ¿Ironías de la vida que yo también lo sea? Y no me refiero a lo de grande...

Vosotros, los que os encargáis de destacar siempre lo negro que está el mundo... y los que no dejáis destacar a la gente que sí está dispuesta a cambiarlo. A aportar luz a tanta oscuridad.


- F. Kahlo


No te voy a pedir que me des un beso. Ni que me pidas perdón cuando creo que lo has hecho mal o que te has equivocado.

Tampoco voy a pedirte que me abraces cuando más lo necesito, o que me invites a cenar el día de nuestro aniversario.

No te voy a pedir que nos vayamos a recorrer el mundo, a vivir nuevas experiencias, y mucho menos te voy a pedir que me des la mano cuando estemos en mitad de esa ciudad…

No te voy a pedir que me digas lo guapa que voy, aunque sea mentira, ni que me escribas nada bonito.

Tampoco te voy a pedir que me llames para contarme qué tal te fue la noche, ni que me digas que me echas de menos.

No te voy a pedir que me des las gracias, ni que hagas el tonto conmigo cuando mis ánimos están por los suelos, y por supuesto, no te pediré que me apoyes en mis decisiones.

Tampoco te voy a pedir que me escuches cuando tengo mil historias que contarte. Es más, no te voy a pedir que hagas nada, ni siquiera que te quedes a mi lado para siempre…

Porque si tengo que pedírtelo, ya no lo quiero.


domingo, 20 de noviembre de 2016


Aún me pregunto si soy yo la culpable de todo. Si es que no sé encajar las derrotas. Si es que sigo anclada en algo que pudo ser y no fue.

Aún me pregunto porque has sido tan complicado. Porque no podrían ser las cosas más sencillas. Porque me sigo creyendo todo. Porque no te dejas llevar. 

Estoy cansada de esta situación. De que te rias de mi. De que me lleguen mensajes tuyos de madrugada y no pueda dormir. Y no porque sea un mensaje. Sino porque es tuyo, y todo lo que eso implica. 

Sólo tenías que dar un poco por mi. Apostar por mi. Pero veo que prefieres perderme. Prefieres descubrir otras montañas por si te gustan más. Prefieres leer otros libros por si los encuentras más interesantes. Sabiendo, que este tarde o temprano, lo acabarás leyendo. 

Pero siento decirte, y muy a  mi pesar, que me estás perdiendo. Me estás perdiendo hasta como amiga. 

Pf. Ojalá te tuviera delante para decirte todo lo que pienso, para que te abrieras más a mí y saber exactamente que es lo que piensas. Pero  no, mejor que se queden las cosas así. Con "vistos" en azul, sin última conexión. Con excusas baratas. Como siempre. 


sábado, 19 de noviembre de 2016

"De vez en cuando la gente da un paso adelante, y esa iniciativa está por encima de ellos mismos. A veces te sorprenden. A veces se caen de golpe. La vida a veces es divertida, puede llegar a agobiarnos, pero si miras de cerca, encontrarás esperanza en las palabras de los niños, en las notas de una canción y en los ojos de alguien a quien amas. Y si tienes suerte, es decir, si te sientes la persona con más suerte de este planeta, la persona a la que tú amas decidirá corresponderte"

miércoles, 16 de noviembre de 2016

ACLAROme



Y la pregunta a la respuesta que ya tengo es ¿Qué puedo esperar yo de esa persona? Si día tras día, y año tras año, la respuesta siempre es la misma. Y por mi parte parece que también, que en lugar de disminuir con tanto castigo negativo, lo que hago es potenciarlo. Me conformo con lo mínimo, y luego, cuando no hay ese mínimo, que hay menos, me sigo conformando. 

Será verdad eso de que somos de planetas diferentes, que por muy parecidos que nos veamos, seguiremos siendo polos opuestos. Ya sabemos lo que dicen de los polos opuestos... 

Y lo que odio ¿Sabes que es? Que siempre llegará noviembre, y tú con él, siempre proponiendo guerra, como diría funambulista. Y el problema es que tú haces que sea noviembre cada mes. Que hayan guerras cuando sólo existe amor, aunque sea el mío.

No te das cuenta, o no te quieres dar, pero por ti sería capaz de aguantar el frío sin guantes. Y odio llevar las manos frías. Sería capaz de dejar la nocilla por un par de días. Y sabes mi adicción a ella. Por ti sería capaz de muchas cosas, pero la cosa es ¿Y tú? ¿Tú serías capaz de algo? Porque quiero hechos. Las palabras se las lleva el viento, y lo escrito, se queda guardado.

No vale con que me hagas preguntas, sabiendo que la respuesta siempre eres tú y que me busco cualquier excusa para no responderte, para darle la vuelta a la tortilla. Digamos que me intento hacer la dura. 

No es que llegues, que puedes llegar cuantas veces quieras, la cosa es que luego te acabas yendo, de mejor o peor manera. Y para ser sinceros, ya estoy cansada. Estoy cansada, tanto que llega un punto en el que todo me da igual. Qué vale. Qué tú ganas. Qué OK. 

No voy a buscarte más las cosquillas. Pero tampoco lo hagas tú conmigo. Y si lo vuelves a hacer..... Aclárate. 

lunes, 14 de noviembre de 2016


Una de cal y otra de arena. 
Yo no te pido que sumes, pero tampoco restes. 
Por favor. 

viernes, 11 de noviembre de 2016

Hay ciertas cosas que se acaban

"500 preguntas flotando por la habitación"

Ojalá supieras todo lo que te echo de menos. Ojalá supieras la falta que me haces. Ojalá supieras que nunca nadie ha podido llenar tu vacío. Ojalá supieras que es escuchar tu nombre y no se reaccionar. Ojalá estuvieras aquí, aunque sea para hacer los gilipollas un rato. Eso que tanto nos gustaba. Que daba igual el día y el momento, la circunstancia y el lugar.

Espero que allí donde estés, estés cómodo y tranquilo, que te traten bien, que sepan darte lo que te mereces, porque créeme, era mucho. Espero que te estén dando eso que tú me transmitías a mi. Eso que necesitabas.


martes, 8 de noviembre de 2016


No voy a volver. No porque esté prohibido (ya  sabemos que lo prohibido atrae) sino porque ya no me interesa.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Decisiones

Quizás es momento de tomar decisiones. Aunque duela. Aunque existan daños colaterales. Quizás es ahora o nunca. 

Hay decisiones. Unas importantes. Otras menos importantes. Decisiones simples. Sin sentido. Y otras en cambio... Joder. Duras. Difíciles. Pero todas, y absolutamente todas, son valientes. 

Dejémonos guiar por el corazón, por nuestra educación emocional, esa que vamos aprendiendo día sí y día también. Que no todo es blanco o negro. Que existen infinitos matices, y ya no sólo grises. 

La vida de una persona no está escrita en el destino, o quizás sí. Quizás siempre lo estuvo. Pero somos nosotros los que somos capaces de reescribir la historia. Démonos el lujo de hacerlo. De equivocarnos, para bien o para mal, pero eso sí, que nos sirva siempre para aprender y hacer el menor daño posible a los demás. A esos que de verdad nos quieren. A los que regalan lágrimas por alguno de nuestros actos. Y no por el hecho de regalar, sino por el hecho de que no saben como expresar este sentimiento. Y a ellos, dejémosle demostrar eso que sienten. Que también tienen voz y voto. También son personas. También sienten, aunque no sepan expresar. 


viernes, 4 de noviembre de 2016

All you need is love

Todo lo que necesitas es amor. Y lo sabes. 

El mundo es negro. Y cada día estoy más segura de ello. Estoy segura porque en esa oscuridad puedo ver la bondad de la gente. Puedo ver el buen corazón que tienen. Y allí, donde está más oscuro, es porque falta amor, amor del bueno. 

Ojalá la gente fuera consciente de ello. Ojalá se regalará más amor. Más días de amor. 


"Chicos, nunca subestiméis el poder del destino, porque cuando menos te lo esperas, el detalle más insignificante puede causar un efecto en cadena que cambie el rumbo de vuestra vida."
-Cómo conocí a vuestra madre-

martes, 1 de noviembre de 2016

Ultimatum.

Si hablamos de eternidades que no sea la de un martes disfrazado de domingo. Con sus cosas tristes, con sus cosas que hacer, con sus ganas de llorar, con sus ganas de ver luces donde sólo hay sombras. 

Puestos a hablar de tardes, hablemos de esa tarde de domingo, escondidos cual Bisbal y Chenoa, bajo esa lluvia, viendo películas a mitad, sin sentido. Abrazados. Sin tener nada en común, sólo esas ganas locas de tocar. 

Y con tocar, no me refiero a como hemos acabado tocándonos las narices o la indiferencia tal vez, sino tocándonos las cosquillas. Esas que te prohibí por miedo a no prohibir mucho más. 

Y aunque ahora la metáfora venga como anillo al dedo, soy esa Laura, con la simpleza de que está vez el que no está eres tú. El que puede que esté, pero que esté mas distante que nunca. 


domingo, 30 de octubre de 2016

Cortázar

Por supuesto que nos encontraremos mágicamente en los sitios más extraños.

sábado, 29 de octubre de 2016

Ni aún poniéndote en mi piel, sabrías admirarte tanto como yo lo hago. Nunca sabrías mirarte con los ojos con los que yo te veo. Nunca sabrás que aunque me enfades mil veces, el amor que siento por ti es infinito. Nunca sabrás el dolor que me causas con cosas que para ti son tonterías.

Y todo porque la excusa es que eres así, que no hay más, que no hay letra pequeña. Eres el mejor, de eso no tengo duda, pero ojalá, a veces, y sólo a veces, abrieras más la mente. Sólo así comprenderías que no todo tiene que ser blanco y negro. Comprenderías que entre esos dos colores hay infinidad de matices. Comprenderías que la tierra es redonda por algo, y es porque todo lo que sube, baja pero también se puede subir desde abajo.



sábado, 22 de octubre de 2016

YOU

Ojalá un día dejes de buscar mis cosquillas,  porque eso significará que ya las habrás encontrado. Ojalá te sepas poner algún día en mi situación, en mi piel, en mis zapatos, en mis ojos... Sólo así entenderías porque tiemblo cada vez que veo tu nombre reflejado.

Contigo no hay hilo rojo que valga (y que nos una) porque eres tú el que lo corta cuando quiere. Y es por eso por lo que no atinamos. Bueno tú sí, por otro lado y yo, digamos que lo intento pero a veces no es tan bueno conocer a otro y más vale quedarse con el viejo conocido.

Ha llegado un punto en el cual sé que me voy a volver a decepcionar, y la pregunta no es cómo ni por qué, sino cuándo será esta vez, pero a cabezona ya sabemos que no me gana nadie. Y me estamparé mil veces contra el mismo muro, y tropezaré con esa misma piedra, a la cual ya le tengo un cariño inmenso.

Pero la vida es para eso ¿No? Para caer y levantarse, fallar e intentarlo.


lunes, 17 de octubre de 2016

TEJETINTAS

Dicen que dicen que en estos tiempos modernos tu valía se mide en función de los idiomas que dominas.
Dicen que si usas esa marca de tampones no habrá dolor de ovarios que te frene, y que corretear por la playa será lo que más te apetezca en el primero de esos días.
Dicen que a sacrificada no te gana nadie. Que eres tozuda e impredecible al mismo tiempo, y que de eso la única culpa la tienen tus hormonas (“y al menos en nuestro caso tiene una explicación”, piensas tú).
Te contaron que si llevas tacones eres más femenina, que si enseñas la tripa (siempre que sea plana-tirando-a-cóncava) eres más sexi, y que llevar gafas es de ser intelectual. Y tú que te creías que era de ser miope.
Cuenta la leyenda que, por mucho que le sonrías a tu compañera de trabajo, sueñas en silencio con arrancarle los ojos. Y viceversa. Que detrás de cada “no” hay un “sí”. Y viceversa también.
Hay quien piensa que a ti, tan dulce y delicada fémina, decir tacos no te queda bien.
6c4e8447bed198ed8b940228dfd6f376
Pero no.
No, no, no.
Con pancartas de colores, con bombillas fluorescentes, con pompones y altavoz. NO.
Tú no eres esa enclenque paliducha de los anuncios. Eres la enclenque paliducha o la gordita sonrosada que saca 20 euros del cajero mientras piensa en qué va a hacerse de comer, mientras piensa en el trabajo, mientras piensa en ese chico-chica-lo que sea. Eres esa a la que a veces no le apetece depilarse, pero que cree que el mundo eclosionará si no lo hace.
No. A ti los tampones no te sirven de analgésico. Y los analgésicos tampoco mucho. Porque esto es así: no se ha inventado pastilla ni remedio casero que te haga tener ganas de correr en tanga por el borde de la piscina cuando te ha bajado la regla. De lo que tú tienes ganas realmente cuando los calambres te acribillan el bajo vientre es de practicar la castración química al que se atreva a insinuar que detrás de tu mala leche se esconde tu menstruación. Porque sí, las hormonas te perturban, y otras veces lo hace el “él” de turno desquedando contigo en el último momento o considerando que un emoticono es una buena respuesta a una parrafada. AY.
Tú eres esa, la que se nubla y se despeja en un segundo. La que si no hace sol, se lo inventa. La que habla por los codos cuando está nerviosa y la que nunca sabe qué decir cuando hay que decir cosas.
.8d9d19842bbcf1a6b69a45c0dd5b5f1a
Eres la que se enamoró tanto que se sorprendió combinando apellidos y poniéndole cara a un bebé imaginario. La que desdibujó con lágrimas rastros ajenos. La que dejó sus labios marcados en rojo en la copa de algún bar en lugar de en su almohada vacía.
Eres la que quiso pegarle y, en cambio, le besó. La que todavía piensa en qué parte de la culpa fue suya. La que abrazó a una persona mientras pensaba en otra. La que se creyó que a la tercera iba la vencida (risas, por favor).
Eres la que se mira al espejo y se ve lo defectuoso en lugar de lo perfecto. Un michelín (o varios), pelo seco, cejas pobres, culo plano. Y sí, tú también te has dado cuenta de que tienes una teta más grande que la otra.
Eres la que cree en Dios o en las canciones de Phoebe Buffay. La que no puede vivir sin su mejor amiga. La que consiguió un final feliz y come perdices junto a un príncipe azul o una rana verde.
Eres la del running, la (asquerosa) levadura de cerveza, las plantillas de silicona para los tacones o el eye-liner verde. Eres la del botiquín en el bolso, o la mejor almohada para tu perro (¡o gato!), o la que en su perfil cuelga vídeos de Izal pero por las noches lo da todo coreando aquello del arroz con habichuelas. Que sí, que sé que tú también te la sabes.
267aacf28a8f24e307e92621c2481481
Eres la de la manicura hortera, tan hortera que te encanta. La de las extensiones y el leopardo. La que se arrepiente de aquel tatuaje, y de aquella historia, más. La del chándal o la de las lentejuelas. La del chaleco de flecos o las Converse. La que no se maquilla ni en las bodas o la que no sabría vivir sin Rimmel. La que lee a Neruda o la que sólo lee los créditos de Hombres, Mujeres y Viceversa.
Eres la que te da la gana ser.
Eres importante. Eres bella. Eres grande.
No eres juzgable.
Eres perfecta.

https://tejetintas.com/2015/09/23/eres/

jueves, 13 de octubre de 2016

No voy a dejar que me pisoteen. No voy a sentirme inferior simplemente porque tú establezcas un criterio para ello y que yo no lo cumpla. No voy a dar vueltas alrededor de un mismo problema. Cosa que yo no veo el problema, sino tú. No tengo por qué ¿Entiendes? He pasado por cosas peores y tú no vas a ser un problema aún mayor. Tengo muy claro lo que quiero, por una vez en mi vida.

Cada día me siento más orgullosa de lo que me estoy convirtiendo, de mis logros, de superar barreras, de superar miedos, de superar ansiedad... PROBLEMA TUYO CARI.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Cuando vas a 160km/h y de pronto te das una hostia inesperada y monumental, de la cual sigues sobreviviendo y no sabes si es mejor no haber corrido, o haber muerto en el intento.

Que triste es cuando esperas algo, ya no que sea demasiado de una persona, sino cuando esperas algo, aunque sea mínimo y lo único que encuentras son decepciones o desilusiones, llámalo como más rabia te de.

Amor al natural

Agradezco por las cosas bonitas que tengo, por las oportunidades que me dan, por las veces que puedo volver a empezar, por los recuerdos, a veces amargos, a veces tristes, pero por el hecho de poder volver a recordarlos. Agradezco por todas las veces que me he caído y que he sabido levantarme, ya sea por mi sola o gracias a esos seres infinitos que me llenan. Agradezco por saber pasar página, o quizás por dar ese paso, y sentirme orgullosa de ello. Porque tal como dice Izal, esos pasos me alejarán de tu guerra, esa a la que no quiero volver, pero ni contigo ni con otro.

Agradezco todos los días por los aprendizajes que he ido adquiriendo, por saber quedarme con los pequeños detalles, esas sonrisas y esas miradas de complicidad. Esa mirada llorosa de ojos azules con mil años de experiencia pero pocos de esperanza. Agradezco porque tengo todo, y aunque a veces quiera más y más, soy feliz así. Tal cual. Sin azúcares añadidos. 



Si la cosa va de superar miedos, adelante.

martes, 11 de octubre de 2016

Maybe

Siempre dije que más vale malo conocido que bueno por conocer. Quizás porque estaba ya demasiado cansada de conocer ese lado oscuro y necesitaba ver aunque fuera un poco luz. No sé si hubiera preferido no dar el paso y no volver a estar así, con las mariposas luchando por salir a través de mis poros.  Y yo mientras, pensando en: “lo que tenga que ser será” para evitar pensar.  Quizás es tal la falta de cariño que con poco que me den, entrego ya todo de mí. Quizás me hago ilusiones demasiado rápido. Quizás el problema sí que soy yo y es que conmigo rompieron el molde. O quizás no estaba hecho a mi medida. Y en verdad todo se resume a miedo. Miedo por volver a sentirme igual de vulnerable. 



lunes, 3 de octubre de 2016

Feel again.

Ojalá hubiera dado antes el portazo definitivo. Porque sí, pienso, por primera vez que es el definitivo. Ojalá hubiera eliminado antes a esas personas que lo único que me aportaban eran malos pensamientos. Personas que restaban en lugar de sumar.


viernes, 30 de septiembre de 2016


Siempre volveremos a aquellos rincones donde fuimos capaces de amar la vida.

jueves, 15 de septiembre de 2016

La chica del "¿Y si...?"

¿Y si Ítaca no fuera un destino, ni una isla? ¿Y si fuera él? Aprender a vivir con él y sin él.


miércoles, 14 de septiembre de 2016

Quizás cuando te centras en lo que de verdad quieres, las cosas se van ordenando solas. Y que feliz me hace descubrir nuevos mundos, nuevos horizontes, incluso volver a viejos puertos. Cuantas más experiencias, sean buenas o malas, mejor.

lunes, 12 de septiembre de 2016

La vida consiste en eso, en cerrar ciclos y abrir otros tantos. 
Hoy por fin, voy a estar más cerca de donde quiero estar.



domingo, 11 de septiembre de 2016

M.

Te podría decir que nunca te quedas conmigo pero tampoco te vas del todo.



sábado, 10 de septiembre de 2016

Como una bandada de pájaros, tan libre, tan sabiendo a dónde voy y por qué.
Tan con el sol en las pestañas

viernes, 9 de septiembre de 2016

Me rindo ante el amor.

Sé que soy una cabezona, que siempre intento tener la razón, para bien o para mal, y aunque no la tenga, me las ingenio, intento dar mis argumentos y que sean siempre válidos.

Puedo patalear e intentar defender mis ideas a muerte, y no me rindo ante cualquier injusticia pero si ante el amor. El amor me puede, y con lo único que puedo rendirme es con más amor.

Ya sea amor familiar, entre amigos, o con alguien más. Pero eso es otra cosa aparte. Ojalá la gente tuviera siempre tan presente este amor, ojalá siempre fuera una prioridad y no cualquier otro interés.
Ojalá alguien sepa darme lo que necesito, esa estabilidad que estoy pidiendo a gritos. Ojalá ese alguien fueras tú pero cada día soy más consciente del horizonte que puedo ver. Con sus colores cálidos. Con esas sonrisas todavía por conocer.

Me rindo ante el amor con más amor.


Sueños sencillos con personas complicadas. 

jueves, 8 de septiembre de 2016

500 preguntas.

Me he preguntado muchas veces porque sigo aquí, al pie del cañón. Porque sigo siendo esa chica que se maquilla ojos tristes noches de fiesta, porque se pone su mejor sonrisa a pesar de no tener el mejor día, de ser esa chica que dice cinco minutos más una vez que ha sonado el despertador. Esa chica que sueña con ese whatsapp de: "baja". Sigo siendo esa tonta  que se emociona al ver felicidad ajena, y todo por envidia, sana por supuesto. 
Y lo sé, quizás las cosas no están en su mejor momento, quizás es hora de aceptar que ciertas cosas se acaban, pero también sé que un día todo eso no existirá, y que lo que ocupa esto, un día tendrá su luz. Que esta pena ya ve horizonte. La hora dorada de los fotógrafos.

Poco a poco, que ésta sonrisa no se va a apagar ¿Sabes?
Intento ser más racional, saber que todo lo que empieza a acaba, pero acaba igual que muchas otras cosas empiezan. 



Tengo que aceptar que no soy esa chica para ti.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

"Si estás confundido, asustado o decepcionado de relaciones pasadas, quédate dónde estás. Soluciona tu problema y no vengas a confundir, asustar y decepcionar a quien si quiere algo serio contigo." -Roberto Rocha

domingo, 4 de septiembre de 2016

Por favor, para. Para bien o para mal. Para.

Me gustaría pensar que todo eso que piensas en voz alta, es por mi, pensar que me lo dedicas, que aunque sea mentira, aunque sea para otra persona.

Me gustaría pensar que todo eso que prometiste un día, lo decías en serio, aunque ahora hayan cambiado las cosas, aunque ahora ya no sea lo mismo.

Me gustarían tantas cosas...Que ya no puedo más, que tengo que ser realista. Realista respecto a las señales que me das, que en verdad, son muchas. Y yo, como tonta, esperando un ápice de surrealismo para aferrarme a él. Otra vez. De nuevo.

No aguanto más el "hoy sí", "hoy no" y ya veremos cuando volverá a ser "sí" ese "no quiero".


sábado, 3 de septiembre de 2016

El problema no eres tú. La culpa la tengo yo, y cada vez lo veo más claro. Estoy obsesionada con una piedra que sólo me hace tropezar, y que luego, siempre busco calma en los mismos lugares que sé que la voy a tener, pero de una forma etérea, no estable. 

El problema soy yo y mis ganas. Mis putas ganas.
Ojalá empiece ya pronto una rutina, todavía nueva para mi, pero con grandes expectativas. 
OJALÁ.

sábado, 27 de agosto de 2016

"Y volvió, no sé si para joderme más o para saber si aún lo quiero."

viernes, 26 de agosto de 2016

Me tienes cansada.

Te encanta mover el avispero. Ver si todavía hay vida dentro. Jugando siempre con fuego. Siempre evitando quemarte, egoísta hasta para eso. Pensando que dedo mover para que te duela lo menos posible. Tapando heridas con tiritas, una encima de otra. Sin intentar sanar. Sabiendo que cuando se te caiga una tirita, la herida seguirá ahí, bien abierta. Para seguir en ese círculo vicioso. El de mirar de izquierda a derecha y arrasar con todo lo que se ponga en medio, sin importar qué, sin importar quién. 

Y ahí estoy yo, al otro lado, mirando desde lejos, sintiendo desde muy cerca. Empiezo a ser consciente, de nuevo, de toda esta verdad. O mentira. Nunca se sabe. Empiezo a ser consciente de que hay más horizonte, que mañana volverá a salir el sol, y que sí, seguiré igual de perdida, pero con un pequeño matiz diferente; con ganas de cambiar. Paso a paso. Y poco a poco.

Que venga lo que tenga que venir, y que se vaya lo que sólo estorba. Y oye, que si duele es porque estamos vivos. Y duele, sí, pero también es verdad que estoy más viva que nunca.  


miércoles, 24 de agosto de 2016

A sky full of stars.

"Yo sé que ante la duda hay que arriesgarse" suena en la radio. Y yo solamente me dedico a mirar esa constelación, que no sé como se llama pero me acuerdo perfectamente. Al igual que de ti. Quizás donde estés, llegues a verla. Quizás no. Pero pienso que eso es lo de menos, me basta con saber que a ti también te cubre este cielo azul. Oscuro.

¿Sabes? No creo en pedir deseos a la hora de soplar las velas. Lo tengo todo, no necesito nada, ni a ti. Pero parece que una parte de mi sigue anclada a ese ayer. A esas promesas que nunca llegaron a cumplirse y que una chica se creyó.

A veces no hay que arriesgar demasiado. A veces basta con abrir los ojos y ver que el tiempo pasa por ti y que por mi, también debería.


martes, 23 de agosto de 2016

Ya está. Ya ha llegado.

Confío y espero que así sea. Que este ha sido el principio del fin. Porque ya no quedan ganas. Ni tuyas, ni mías. Obvio. 

Espero que los pasos que doy, sean los suficientes para alejarme de tu guerra. Espero que haya suficiente distancia, y no física. 

Eso no quita que no vaya a seguir estando. 

Sin ella no habrías emprendido el camino.

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.
Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

lunes, 22 de agosto de 2016

Ainss.

Hola ¿Qué tal? ¿Cómo te va todo? ¿Eres feliz? Yo no puedo quejarme, siempre se puede mejorar. Pero bueno. ¿Sabes qué? Aún me sigo acordando de ti. Y me pregunto mil veces al día si tú también lo harás. Si cuando escuches "Soul sister" te saldrá esa pequeña sonrisa y tendrás esas ganas de hablarme para decirme que ha sonado en la radio.

Cada vez te tengo más presente, aunque siempre hable en pretérito imperfecto. Hay veces que pienso que lo que me decían mis amigas de ti, era verdad, porque sino no logro entender este cambio.

Y me dicen que no tienes que darme el día, porque es mi día, pero es inevitable. Aún recuerdo cuando me llamaste, diciendo que habías tenido un accidente y que bajara corriendo. Me entraron ganas de matarte al verte entero, pero a la vez me tranquilizó. Siempre fuiste el que mas me conociste, la persona que sabía como iba a reaccionar en todo momento. Sabías mis gustos, de ahí el CD que me regalaste, y que tan rallado tengo.

He decidido dejar aquí todos mis pensamientos sobre ti, en el cajón de los olvidos ¿La razón? Estoy ya cansada. Incluso me planteo no volver más.


domingo, 21 de agosto de 2016

JB.

El problema es que espero demasiado. Espero demasiado sólo porque yo daría más. Y no, las cosas no son así. No son iguales para todo el mundo. A día de hoy, me falta gente que antes sólo nos faltaba compartir sangre y ahora mismo sólo vivimos en el mismo planeta. Sólo, porque no tenemos nada más en común. Y me da pena. Me da pena que todas esos días quedarán en el olvido sólo porque alguien así lo decidiera. Porque ni tú ni yo queríamos, aunque bueno... tú no sé.




Y llegas tú... con todo lo que significas tú.




sábado, 20 de agosto de 2016

2.0. Amarillo y lila.

(Lo mejor está por llegar)

No siempre salen las cosas como una piensa. Esperar está de más. No podemos esperar a que una persona cambie, a que todo nos venga a nuestros pies. Hay que luchar por lo que uno cree, pero por lo que uno cree que tiene futuro. No vale la pena luchar por causas pérdidas.

Y es verdad, hace tiempo que no espero nada de nadie, aunque siempre te queda esa pequeña ilusión. O esperanza más bien. Ilusión por ver si al final te llega ese whatsapp, o si por el contrario, la única luz que vas a ver parpadear es la de la batería en rojo.

Ilusión... já.
Ilusión tengo, lo que perdí es la esperanza.




Click.

Quiero fotografiar esa sensación en la que sientes que no te puedes reír más, cuando la música hiela tu piel, cuando las miradas de complicidad chocan, ese dolor que sientes al ver algo que ya dejó de ser tuyo, esa sensación de impotencia ante una injusticia, ese pequeño infarto que te da cuando alguien que tú quieres, te manda un whatsapp. 

Quiero que esas fotografías hagan sentir algo, quiero que ese arte importe para alguien. Aunque sólo sea para mi. Quiero ser la mejor en eso. En observar. Y en saber captar, obvio. Quiero contar historias a través de mis ojos. Sin necesidad de hablar. 

Quiero. Quiero. Quiero. Quiero. Quiero. 


Y lo voy a conseguir. 



viernes, 19 de agosto de 2016

Amarillo-lila.

Me dijeron que pidiera un deseo, y fugazmente, se me pasó pedirte a ti. Que todo fluyera, que me valorarás. Pero no. No tengo que desear eso, porque no te necesito y sin embargo ¿Sabes que pedí? Que pudiera sentirme tan feliz siempre, como lo estaba haciendo en ese momento. 

Sí, es un poco cursi, pero nada se compara a cuando siento que me tienen ese aprecio, que saben lo que me gusta, que a pesar de no ser mi cumpleaños, siempre sepan hacerme especial. Quizás soy tonta y bohemia por emocionarme por estas cosas, pero es que de verdad, necesito decirlas, que alguien las lea. Aunque no la leas nadie, me da igual, pero necesito externalizarlo. Y como dije un día, sacar mi alma a ventilar. 

Que bonito sería si siempre nos sintiéramos así ¿No?




Un cambio por favor.

Siento unas ganas terribles de escribir y no sé sobre qué. Bueno en realidad si lo sé, y no es aquí precisamente. 

Pero me ahogo, me ahogo aquí. En estas cuatro paredes, y con cuatro no me refiero a mi habitación. 

Necesito un cambio. Radical. Y no me refiero a cambio de look. Necesito que cada brisa mañanera me llene los pulmones. Me dé los buenos días. Me diga que yo puedo, que sólo depende de mi. 

Y como ya dije, yo toco fondo para darme impulso. 


jueves, 18 de agosto de 2016

¡Qué no me falten!

Hay personas mágicas. Personas que te cambian los días. Personas, que a pesar de la distancia, están ahí. 

Y que afortunada soy, que yo tengo a las mejores. 
Bendita equivocación. Bendita pedagogía. Bendito destino. Bendita mi suerte.


miércoles, 17 de agosto de 2016

El truco está en darse cuenta.

Hay veces que no somos consciente de todo los que nos rodea. Esta realidad que nos atraviesa todos los días. Y de las que apenas somos participes.

Nos centramos en nosotros, como si todo girara alrededor nuestra. Como si fuéramos el centro de todo. Y no.

Soy feliz, porque tengo todo lo que siempre he soñado. No deseo nada más porque a decir verdad, mis necesidades básicas están cubiertas. Claro que me gustaría que mi vida diera un giro, pero sé que para que eso ocurra tengo que ceder yo. Poner de mi parte. Poner actitud.

Hace tiempo que me prometo cosas a mi misma. Para no decaer. Para no flojear. Como esa vez que me prometí que no iba a estar mal porque quizás alguien iba a necesitar mi ayuda y mi constancia.Y eso hice. Y aunque hagan ya 6 años de aquella "filosofía", mi filosofía, la tengo muy clara a día de hoy.

A días de cumplir mis 24 veranos, reconozco mis errores, reconozco todo el daño que he hecho, reconozco que no siempre fui la mejor. Pero también reconozco que he aprendido  de ello, que voy evolucionando, que no me quedo estancada. No soy la misma chica de ayer. Aquella que estaba cegada por alguien que no le convenía, como siempre me ha pasado, pero sé que encontraré a alguien mejor. Que las cosas pasan tarde o temprano.

Así que ponle actitud a la vida.
Pon de tu parte.
Esto no acaba aquí.
Es sólo el principio.


Yo lo veo en tecnicolor

Solo necesito un empujón, 
una palabra que devuelva la emoción. 
Pero tu no das por mi ni un duro, 
sigo siendo la segunda opción. 



Me gusta hacer las cosas de corazón, porque pienso que es así como están bien hechas. Me gusta hacerlas con ilusión, porque es como quedan más bonitas. Me gusta ser detallista porque pienso que es así como dejas huella. 

Me gusta hacer las cosas con amor, con humildad. 
Por lo que me gusta recibir lo mismo. No pido más. No quiero que me traten de tonta, como la que no se entera de nada. Porque a decir verdad, soy muy observadora. Me doy cuenta de todo. Me doy cuenta cuando hay miradas de complicidad, y más aún cuando no las hay. Me doy cuenta cuando la gente es egoísta y sólo piensa en sí misma. 




Que no quiera decirte nada, es otra cosa. Pero que dar cuenta, me doy.