viernes, 25 de julio de 2014

Estoy tan harta de dar buen ejemplo y ser la hija perfecta que a veces, me canso. Me canso de estar pendiente de que no te falte nada. 

Me canso de que te rías de mi cuando es la parte en la que más te necesito. Y que alguien, que ni tan siquiera sabe decirme algo, esté ahí. En silencio. Aún cuando más ganas tiene de gritar. 

viernes, 18 de julio de 2014

No es que sea hoy, es que es siempre. Siempre tienes tú la última palabra. Siempre tiene que ser todo como tú dices. Siempre hay que ser como tú. ENTIENDE QUE NO SOY COMO TÚ. Que espero hasta el último momento y tengo la esperanza, y me la juego por ti. COSA QUE TÚ NO HACES. No suelo echarlas cosas en cara, y siempre digo que no pasa nada, pero es que si pasa. Puedo perdonar y hacer como que olvido pero no.

Aquí estoy por tu culpa, llorando, un día en el que debería querer estar paseándome por ahí. Y no, aqui estoy pensando si en verdad la culpa la he tenido yo.

---> TENGO TANTO QUE DECIR que te asustarías.)))

sábado, 5 de julio de 2014

Intento ser mejor persona y lo único que consigo son golpes por todos lados. No es que por excelencia, quiera llegar a ser perfecta. No. No es eso. Es cuestión de que quiero mejorar como persona, y como ser humano. Ese es mi fin y para eso estoy aquí. Y sé que tengo mucho que dar, y repartir, y no galletas, porque ganas de eso no me faltan. Tengo muchas sonrisas que regalar, y que a mi me sobran. Quizás nadie las quiere, pero yo no exijo que las quieran, lo que exijo y pido es que me quieran tal cual soy y me ven. Y es que lo peor no es eso, me ven tonta de lo buena que soy, y quizás está mal decirlo. Pero ni soy tonta, ni soy una ingenua y me doy cuenta de las cosas, sé donde sobro y donde sigo sobrando, no encuentro mi lugar. Y por muchos apoyos que tenga, los malos siempre pesaran más. Hago cosas mal, pero no porque quiera hacerlo así, créeme, intento hacerlo bien pero siempre me equivoco. Hace un tiempo me permití decir lo que pensaba, tiempo después me prohibí estar mal por tonterías, para así poder ayudar a aquellos que de verdad lo necesitaban. A día de hoy no sé donde está el límite de lo prohibido ni el esplendor de la perfección.