miércoles, 27 de noviembre de 2013

27 nov.

Imagina. Imagina que estoy en el tren, sola. Lloviendo. Que lo único que tengo sea el móvil y unos auriculares. Eso, y muchas ganas de querer. Imagina que no se termina nunca ese viaje. Que tú estás a saber donde y yo sigo ahí. Sola, y cada vez más pequeña. 
Imagina que sensación. Imagina que sólo sabes aferrarte a las letras que me recuerdan a ti. Imagina que te duele tanto el pecho, tanto la parte izquierda como la derecha, de sólo quererte. Y la verdad, es que tienes complejo de flan. Que no te puedo sostener en las manos. Que te caes. Y siempre la misma sensación. Y yo ahí, que no sé que hacer. Sólo escuchar música y rezar para llegar ya a la estación. Imagina ese dolor, imaginalo de verdad, porque es lo que siento ahora. Impotencia. 


lunes, 25 de noviembre de 2013

Y a mi sólo me queda suponer que a ti también te sobran las mismas mitades que a mi

Es una pena que supiera el final y aún así dar todo de mi. Hacer caso omiso y seguir en mis trece. Dí todo, hasta mis amistades. Dí tanto que así me dejaste. 
Nunca serás quien yo quiero que seas, pero quiero que entiendas que no te pretendía cambiar. 




Ojalá decir que te llevaste mi corazón... no fuese tan real.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Empatía

Ya sé que soy difícil de entender, que en muchas ocasiones hago las cosas mal, pero me muevo por sentimientos. Y soy así. Enteraros ya. No voy a cambiar, por el momento. Quien sabe si en un futuro... Pero a día de hoy sigo emocionándome con tonterías, y soy feliz así. Soy feliz sonriendo a gente que no conozco. Soriendo a niños que veo por la calle. No por eso estoy loca. No es que sea mejor o peor persona. Yo no pido que la gente empiece a cambiar, aunque claro que me gustaría. Me gustaria que fuesen como yo, que dijeran lo que pensaran de verdad. Y que lo hagan con tacto. Que las cosas duelen.
Las cosas se pueden decir de mil maneras y de mil formas distintas...


sábado, 23 de noviembre de 2013

hasta el día de nuestra boda :)

Tú, que no permites que te callen. Que crees firmemente en la justicia y en los buenos valores. Que no entiendes ni de blanco ni de negro, que ves una escala de colores a grandes dimensiones. Que sabes que puedes aprender de todo lo malo, al igual que disfrutar de todo lo bueno. Que lo último que pierdes es la esperanza. Que no te importa el que dirán. Tú que te preocupas por los demás. Tú. Tú. Tú. Eres grande. Y tu destino es más grande todavía, pero porque crees en ello. Crees que lo puedes lograr, y ese es el primer paso para lograrlo. Y tú… que mereces escucharlo.






(sin las palabras dime qué nos queda)

viernes, 22 de noviembre de 2013

Todo lo vivido años atrás ha vuelto, parece que fue ayer. Las mismas sensaciones, los mismos nervios, las mismas inseguridades. Más madura, sí. Pero sigo siendo yo, aquella chica que se traba al hablar, que se le seca la boca nada más de pensar que te tengo cerca. Esa chica que habla desde el corazón, que ante ti, se siente débil. Y es que no! No quiero volver a pasar por eso. No quiero más inseguridades. Quiero que te vayas para siempre. Me hace daño. Me haces daño. Y sin embargo, aquí estoy. Sufriendo por ti. Y anhelando estar bien otra vez.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Lo que es fuerte es que esté emprendiendo el vuelo y en lo único que piense sea en ti. Que no hay día que no me acuerde de ti. Que extrañe esos momentos. Y es una pena, porque sé que tú no lo haces. Que pasaste página hace milenios, pero que más da. La tonta siempre fui yo. A pesar de poder ser la mujer que quiera ser, eres tú quien me hace así. 


viernes, 1 de noviembre de 2013