sábado, 24 de agosto de 2013

y mil años más si hicieran falta

Vemos y anhelamos continuamente. Un tiempo futuro, pensando que lo que vendrá será mejor, sin vivir en el aquí y en el ahora. No somos conscientes de que el tiempo pasa, y el minuto que está pasando ahora, que quizás estás perdiendo, o en el cual estés creando recuerdos inolvidables, no volverá a pasar.

Las malas rachas pasan. Los buenos momentos, no son eternos. Son efímeros y etéreos. Y sabes que son inolvidables cuando vienen sin avisar y empiezas a recordar con una sonrisa en la cara todo lo vivido. Una y otra vez. No puedes hacer nada ante tal situación solo añorar y echar de menos.

Hay personas que pasan de largo por tu vida, y otras que dejan huella. Incluso huellas que jamás se borrarán. Esas huellas son de personas con las cuales viviste un amor total, físico, mental y cualquier otro tipo de amor.

A fin de cuentas, lo que intento decir es que el tiempo pasa, estés donde estés pasa y deja rastro. Aprovéchalo sin pensar en el que dirán, sin pensar en los demás. Solo en ti y en los tuyos. Eso es lo que importa.




sábado, 3 de agosto de 2013

5 años

Y con este día, ya van 5 años los que no olvido ese aroma.
El aroma de entrar a casa, y darte dos besos. El sonido de tu risa. Que aunque no lo sabía, era uno de los que más me gustaba y echo en falta.

5 años

Y con este día, ya van 5 años los que no olvido ese aroma.
El aroma de entrar a casa, y darte dos besos. El sonido de tu risa. Que aunque no lo sabía, era uno de los que más me gustaba y echo en falta.