martes, 30 de abril de 2013

Intento ir con pies de plomo para no decepcionarme a mi misma. Sé que a veces, con mi comportamiento, decepciono a muchos. Aunque lo  haga sin querer. 
Últimamente las cosas van bien, y no espero a que pase la tormenta para que vayan mejor, empiezo desde ya. Las cosas, claras y el chocolate, espeso. 
Ahora una mañana triste, se quedará en solo días de lluvia  Está claro que los recuerdos van y vienen, y eso es algo que no se puede evitar. 
Intento escribir para canalizar mis emociones, y mis sentimientos. Para que salgan de mi de alguna manera. Dejarlos dentro, es peor. Sean buenos o malos. 
Tengo mucho amor para dar. Y el odio, mejor perderlo de vista.