sábado, 29 de septiembre de 2012

Always


Muchas veces no decimos las cosas que pensamos por miedo a hacer el ridículo, por miedo a que la otra persona no sienta lo mismo. Nos callamos, sin darnos cuenta, de que el tiempo pasa, y no nos va a esperar. El tiempo tiene un límite, el cual impone el mismo. Quizás cuando estemos preparados para decir esas palabras, ya es demasiado tarde. Más vale decir las cosas a tiempo, aunque duelan, aunque no sean del agrado de la otra persona, pero siempre buscando las palabras adecuadas. Intentando no crear dolor, no crear ningún tipo de confusión. Aunque yo soy de esas personas que dice “Mas vale tarde que nunca”. Intento ser prudente, pero nunca tomo ejemplo. Un día será demasiado tarde, y me ahogaré con esas palabras que nunca vieron la luz. 
Gracias a Dios, una va dejando el pasado atrás. Pero queramos o no, siempre vuelve. Viviendo en el presente, intentamos mejorarlo, para poder lograr un futuro en armonía. Pero es que es tan difícil  Se me cae el mundo encima cuando pienso que jamás volverá a ser lo que era.

viernes, 21 de septiembre de 2012

82.

Aquí hay 82 cartas, y todas dirigidas a ti. Las escribí este verano, una cada día pero no te las envié porque tenía miedo. Tenía miedo de que me rompieses otra vez el corazón, como antes, porque me hiciste mucho daño. Tenía miedo de ser vulnerable, tenía miedo de ti y de lo que me hiciste sentir. Se que ahora eso ya no importa después de lo que hice pero quería que lo supieses. Así es como pasé el verano Lucas, deseándote, pero tenía miedo de admitirlo.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Ya lo dije en su momento. Cobarde. Así son ese tipo de personas que no afrontan sus problemas. Pero tampoco podemos echarle la culpa ni dejar que ellos mismos se la echen. Me da pena que todo ésto acabe así en lugar de poder encontrar un bonito libro que rellenar. Con ojos en blanco y nuevas ilusiones. Dejando atrás el pasado, sólo en aquellos recuerdos lejanos. Porque es lo único a lo que nos podemos aferrar. 


martes, 18 de septiembre de 2012

Siempre digo que de errores se aprende, y quien no aprende es porque no quiere o porque no le dolió bastante. El hecho de estar sonriendo siempre, no significa que siempre estés bien sino que eres lo suficientemente madura para saber que es lo que te hace falta en tu vida, y la pena es una de las cosas que hay que dejar fuera. La vida es mejor con palabras de suerte. Y desde que entonces, todo me va genial. No puedo pedir mucho más.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Si pudieras entrar en mi cabeza, te quedarías sin saber que decir. 

miércoles, 12 de septiembre de 2012

lunes, 10 de septiembre de 2012

Todo lo que hago es por guardarte en la memoria y poder recordarte cada vez que quiera. Cada vez que te extrañe. 

sábado, 1 de septiembre de 2012

Y en ésta noche oscura de verano, sólo te echo de menos. Y si ya de por si, tengo frío, al no estar tú, me congelo. Y miro, y vuelvo a mirar. Pero es simple; no estás.