jueves, 29 de diciembre de 2011

¿Qué como ha sido el 2011?


Puedo decir como empezó. Como es costumbre, me atraganté con las uvas. Eso de forma literal. Pero verdaderamente empecé el año quejándome con mi mejor amiga, hermana del alma, de un curso donde éramos unas incomprendidas. Luego decidí estudiar y vencer mis metas, superar las predicciones que habían hecho mis padres para mi, logrando mis objetivos propuestos. Poder ver que lo que empezaba lo terminaba, y lo que decía lo llevaba a raja tabla era una de las cosas que más orgullosa me sentía.
El 2011 ha hecho que conozca a personas maravillosas, personas con las que sé que puedo contar. A las que puedo pedir cualquier cosa. Personas que las qui
ero como si las conociera de toda la vida. Pero desgraciadamente o afortunadamente, también he dejado a personas atrás. Personas que quizás no querían mi felicidad, o les daba igual que sonriera. He aprendido que de errores se aprende. Que las cosas pasan por algo. También he aprendido a valorar a las personas que siempre has estado ahí y que siempre estuvieron. Que me dicen que tengo que hacer, porque fijo que miran por mi bien.
Gracias a estas personas soy ahora lo que soy. Soy una niña madura. Porque sí, sigo siendo una niña que sigue pensando que un día lloverá libertad y con ella vendrá la paz. Sigo pensando que el mundo conspira de parte de los soñadores, porque si no lo he dicho ya, lo repito: Las cosas pasan por algo. No creo en las casualidades ni en las coincidencias.
El 2011 no ha sido malo, creo que ha sido uno de los mejores de mi vida, aunque eso es mojarse mucho. Y aunque sonría hoy, siempre faltará alguien ahí, en mi sonrisa. Alguien que me dice que sonría desde lejos, y sonrío, porque sé que me ve. Sé que te hace feliz, lo que aún me enorgullece más. Saber que puedo sonreír entre lágrimas una vez más.

Feliz "última" nochevieja, y felices 355 días.


lunes, 26 de diciembre de 2011


Y ahora, cuando por fin has conseguido eso que tanto anhelabas te preguntas: ¿Esto es lo que quiero? ¿Esto es lo que necesito? Y te vuelves a recordar que ha sido la ilusión de tu vida. Que es lo que necesitas.


Si vas a viciarme que sea de verdad.

¿Casualidad?

No creo. No creo ni en las casualidades ni en las coincidencias. Soy de esas que piensas que las cosas pasan por algo. Soy de esas que piensan que el universo conspira cada noche, mientras estamos durmiendo.

viernes, 23 de diciembre de 2011

lo siento


No soy como las demás, por mucho que tú quieras. Yo puedo sufrir en silencio y materializar una falsa sonrisa. Pero jamás me verás arrastrarme, ni me verás tirada por los suelos, muerta de dolor simplemente porque sé que merezco algo más que una mentira. Merezco una sonrisa de oreja a oreja nada más levantarme. Merezco salir a la calle a las 7 y media de la mañana tarareando una canción y subir al autobús, dormirme y despertarme tarareando otra. Merezco poder esta enfadada por tonterías, y sabes que tú eres feliz así. Viéndote desde lejos me conformo. A través del cristal, con eso me basta. Pero no hagas que yo sea una más, porque tú y todo el mundo sabe que no lo soy. Soy especial, quizás rara, y sí, muy sentimental. Pero así soy, y así seré… si cambio será porque yo quiera, no porque tú quieres que así sea. Soy tonta, pero soy feliz. Así tal cual. Y no le des mas vueltas, porque yo por una vez en mi vida no lo voy a hacer. No voy a ser predecible, no voy a ser la imbécil que siempre he sido. Eso ya se acabó, quizás a partir de aquí empiece a cambiar.





Por fin

He encontrado un sitio donde no me miran ni me juzgan por ser rara, donde me apoyan aunque no me entiendan. Quizás todo lo vivido anteriormente, esté teniendo su recompensa. Por una vez, me siento algo importante.

martes, 20 de diciembre de 2011

Las malas personas nacen, no se hacen.


Es algo que voy aprendiendo día a día, si eres mala, eres mala de nacimiento. No hay más. Y ahora es cuando se debería decir: "El tiempo pone a cada uno en su lugar". Si vas con esa prepotencia lo único que conseguirás son críticas, y que no te tengan respeto alguno. Si vas por ese camino, recuerda que no encontrarás final feliz. Solo vives entre mentiras, que algún día dejarán de serlo. Quién sabe que podrá pasar. Pero mientras tanto, yo seré feliz, sin mentiras ni prejuicios.

viernes, 16 de diciembre de 2011

él sigue modas

Se sabe, sabes que se sabe. Todos sabemos que te guías por las modas. Que si toca llevar pantalones cagaos, los vas a llevar. Que si toca dejar a alguien de lado porque no "mola" lo harás. Eres un falso. Ya sabemos que esperar de ti.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Hoy el problema eres tú

¿Y si un día te despiertas y ves que todo tiene sentido? Que por fin has encontrado tu sitio, tu lugar. Que no te importa si te critican, y hablan a tus espaldas. Mal o bien, da igual. Que notas que has madurado, que ya no te caes de los putos tacones, y lloras por tonterías, sí, pero eso nunca cambiará. Hoy sonrió sin prejuicios, hoy sonrió con mis dientes feos, pero lo importante es sonreir. Hoy el problema no soy yo.
Es como si un día te despiertas y ves que ya nada tiene sentido, que tus "Te quiero" no significaron nada, que todo eran mentiras de esas que joden, que te sientes inútil, que no sabes que hacer. Si llorar de lo idiota que has sido, o reírte de lo ingenua que puedes llegar a ser. Que se han estado riendo de ti niña, entérate. Que va siendo hora de que abras los ojos, que si no miras por ti, nadie lo hará, ni tu sombra. No arriesgues por nadie que no sea sangre de tu sangre, y aún así, ten cuidaico, que te la pegan. No le importas nada a éste mundo. Ni el mundo te tiene que importar a ti. Con la cabeza bien alta tienes que ir, que si te pasa a ti, le puede pasar a cualquiera, no eres gafe. Eres persona. Ahora sí, sonríe y piensa: Nunca, nunca jamás se volverá a repetir.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Me gusta ésta sensación, la de todos los años. El salir a la calle, y sentir que puede pasar cualquier cosa. Sí que es verdad que lo único que me abraza en estos momentos es el frío. Pero eso queda en un segundo plano. Creo que ésta sensación cada vez me gusta más, tengo motivos por los cuales sonreír. Por fin puedo saber con que gente cuento realmente, y con quien no.

miércoles, 7 de diciembre de 2011


¿Sabes qué? Que se acabó, que si te tengo que gritar lo voy a hacer, que no me asustas, que no me achantas. Que soy yo, y ésta es mi forma de ser. Me tocaste la moral una vez, me jodiste, me hiciste daño, diste donde más dolía, pero se acabó... Hoy decido comerme el mundo, y si estás en él, te jodes.