lunes, 31 de octubre de 2011



Llega ya un punto, en el que una persona madura y deja sus tonterias atrás. Tonterías que no son tonterías pero que lo serán a partir de ahora. Intento ser esa persona que quiero y debo ser, que tengo ganas de ser. De sentir. Quiero ser alguien que se alimente solo de alegría y que sea capaz de transmitir a los demás. Creo que soy muy pequeña pero tengo algo dentro de mi muy grande, quizás está mal que yo lo diga, pero es así. Estoy notando como voy cambiando y no fisicamente, todo lo contrario. Soy mas madura, menos vergonzosa, y más loca. Antes sonreía porque no me quedaba mas remedio, ahora lo hago porque de verdad lo siento. Y quien sabe, quizás alguien se pueda enamorar de mi sonrisa.

miércoles, 26 de octubre de 2011

jovenes eternamente.
(No he encontrado la manera de que no tengas que morir)

domingo, 23 de octubre de 2011

no me vale que me pidas perdón

¿Lo siento? ¿Es lo único que se te ocurre? Si es así, quizás no eras esa persona que conocía, y que admiraba. Que tenías tus defectos y también tus virtudes. Sé que me pongo testaruda, pero es con motivo y porque me importa todo esto. Pero otra vez es recurrir a lo mismo… que soy sentimental, bla bla bla… Ya me canso de ser así, parezco una cascarrabias que solo quiere que le hagan caso. No, no es asi.. no pido ni que me llames, ni que me mensajes. Solo quiero conservar esta amistad, ya que tú no haces nada. La estás dejando perder. En estos momentos siento que todo lo que me has escrito, ha sido mentira. Y aquellos recuerdos, se quedaron en eso... En buenos momentos solamente.
El “Lo siento” lo digo yo, y lo siento, no me vale.





jueves, 20 de octubre de 2011

Lo raro sería haberte visto hoy y haberme puesto nerviosa y lo único que he pensado ha sido: Joder. Ya no me importas nada, aunque siempre me quedará esa espinita clavada. Resulta que al final me vendiste, sí. Suena triste decirlo pero es así. Pero a día de hoy sé que hice bien...

lunes, 17 de octubre de 2011

Con más noches que la luna

Nunca, nunca digo mis sentimientos a la gente que más quiero. Es más, me da mucha verguenza. Pero que no los diga no quiere decir que no lo sienta. Muchas ya lo dicen, soy una persona que siento mucho. Y hay veces que ni nos dirigimos la palabra, pero sé que puedo contar contigo para todo. Que hace lo posible para que no me falte nada. Muchas veces te he visto emocionarte por cosas pasadas. Aunque jamás te he visto llorar. Sé cuando estás triste, y cuando estás en tu salsa. Creo que interiormente me parezco mucho a ti. Soy igual de bromista, igual de responsable (creo), e igual de noble que tú. Pero tú eres mucho más. Eres una persona que da el alma por los demás, sin importar nada a cambio. Estás dispuesto a hacer de tripas corazón para que la otra persona sea feliz. Me das lecciones de vida, que no vienen en ningún libro. Y nadie mejor que tú me puede enseñar. Quizás los estudios universitarios te sirven para ser alguien mas adinerado en la vida el día de mañana, pero no te enseñan a ser mejor persona. Y soy una persona que le da vueltas a todo, ahora mismo no sé que es lo que quiero en la vida, pero lo único que tengo claro, es que quiero ser la mitad de buena persona que tú.


(Algo que jamás leerás)




sábado, 15 de octubre de 2011

Feliz cumpleaños May Martini :)



Fuiste como un cometa, que vino y me iluminó. Justo en el momento indicado. Cuando mi camino solo era oscuridad, y piedras, baches y barro. Podría ser la perfecta metáfora de los reyes magos, y su estrella de Belén. Pero no, tú eras mucho mejor. Me enseñaste a sonreír cuando había que llorar, y a no recordar nunca más. Desde lejos me mandas soles de invierno que calientan más que el verano. Y aunque las dos hemos pasado momentos muy amargos, también hemos tenido momentos buenos. Nuestras conversaciones pasaron de infantiles, a adultas de la noche a la mañana, pero sé que siempre serás esa chica que conocí, que por muchos años que cumpla.. siempre seguirá siendo la misma.













miércoles, 12 de octubre de 2011

que caras más tristes,

Te pienso todas las horas del día. Te sueño cada vez que cierro los ojos. Te busco en todas partes, y te encuentro en cada detalle. He llegado a pensar que te he perdido y cuando más te necesito, apareces en las cosas más simples recordándome que nunca te has ido y que sigues conmigo. Te pienso despierta y te extraño hasta dormida. Y aunque ya no recuerdo el sonido de tu voz, me hablas a cada instante y todavía haces que sonría,porque aunque desde lejos estamos conectados.

Estás conmigo y me dices sonríe desde lejos y sonrió para ti, porque sé que me ves. Y que tú te sentirías feliz. Es difícil estar de pie con tantos golpes que te da la vida pero el recuerdo de tu amor me da la fuerza para enfrentar la vida y sonreír entre lágrimas una vez más.




Si te digo que me acuerdo de tí, día sí y día también ¿Me creerías?




sábado, 8 de octubre de 2011

Ni de tu sombra



No te fies, eso dicen. Si aquí, por mucho que digas que te importa una persona... son los hechos los que cuentan. Ya no me valen las palabras. Ya no me valen más mentiras, lo siento. Si te importo, que sea de verdad y sino, dejalo claro ya, porque estoy cansada. Tú tienes una vida nueva, y yo estoy empezando a tenerla, y lo pasaré mal, porque me conozco, y cuando me llames estaré ahí, pero mientras tanto vete a la mierda.






jueves, 6 de octubre de 2011

¿Sabes?



Siento que he pérdido el tiempo contigo. Que ese año, o medio año.. no ha servido para nada. Que no eras el que yo esperaba. Lástima. Yo he sido completamente transparente. ¿Tú? Has intentado serlo. Pero has sido un espejo, no me has dejado conocerte realmente. ¿Como eres?






miércoles, 5 de octubre de 2011

el primer día



Hoy me he levantado a las 7, como siempre he hecho desde que pasé la primaria. Era un día aparentemente normal, he salido a la calle a las 7 y media, ya que mi amiga, o casi hermana, no había llegado a mi casa todavía para ponerse a hablar con mi madre. Criticarme de manera sana, quizás. He salido, y hacía frío, como era lógico. Lástima que no tuviera una bufanda para rodearme la cabeza entera, como si fuera un dejavu de algún que otro año anterior. No era un dejavu. Mi amiga no iba a llegar a casa, y yo no iba a ir al instituto para verla. Bueno miento, he esperado al autobús, sola, hablando con algún que otro viejo amigo del colegio y teniendo la esperanza de que el día no fuera malo del todo, que eso no quiere decir raro. He montado en el autobús, y no había sitio. Me he tenido que sentar al lado de una chica que me ha mirado mal, hablando claro. Le ha molestado, posiblemente, que me sentara a su lado. Quizás también podía ser miope, pero me temo que no era el caso. Lo peor ha sido ver las calles, que tantos buenos momentos anhelaban, de camino al instituto. La gente iba al IES, con sus mochilas, con alguna manga para no pasar frío. Se entretenía con la gente que conocía, quizás sus amigos de toda la vida, quizás nuevo que había hecho este curso. O del curso pasado. Se paraban en la valla a fumarse el primer o segundo cigarro de la mañana, o simplemente a hacer tiempo para empezar a las ocho a dar clase. Y tengo que decir, que no hay algo más triste que recordar un momento feliz y no poder regresar para vivirlo otra vez. Nos hacemos mayores, y eso es lo que me ha quedado claro hoy. Que las cosas pasan por algo. Y si tengo que decirte que me gustaría otra vez estar contigo en el coche sin luces, te lo diré. Aunque sea anti sano, si tengo que echarte mil fotos para que luego empieces a borrar fotos, y te quedes a gusto, lo haré. Si tengo que tenerte en elche, viviendo la vida y el ambiente universitario, lo haré. Mi día no ha ido mal, ha sido raro. Eran caras diferentes, y las que conocía en el autobús, no se han hecho querer demasiado. En mi día raro has faltado tú, igual que yo en tu código civil. Y aquí estoy echándole el colirio más viejo del mundo a los ojos, ya que alivian mi día, y mis ojos cegatos a la vez. Con algún que otro pañuelo al lado. No sé si lo peor del día han sido las charlas, el andar perdida con los autobuses, con las clases, o llegar a mi casa y no saber que hacer. Si llorar o reír. Pero esto es lo que hay, y hay que adaptarse. Y espero hacerlo tan bien como lo has hecho tú, para después ir a contarte como me va la semana, porque yo espero verte aunque sea un día a la semana. Al fin y al cabo, eres una de las pocas personas que me queda del instituto a la que le pueda ser cursi sin que se canse de mi.






aviso.



me estás ganando poco a poco.






martes, 4 de octubre de 2011

El día antes de …

Mañana no sé si será un gran día, pero lo que estoy segura, es que no va a ser fácil de olvidar. Un año esperando a que llegue mañana, y ahora que lo tengo. Que está ahí. Tengo miedo. No quiero que llegue. Muchos hablan de él como de un gran paso se tratara, dicen que ha sido lo mejor. Pero.. ¿Y si yo me lo imagino demasiado perfecto, y luego me asusto al ver que no era lo que esperaba?