sábado, 25 de septiembre de 2010

Me arrepiento de los días que no rei, de las noches que dormí y dejé pasar oportunidades que no se presentan todos los días. Es ahora cuando me vienen los recuerdos, cuando me pregunto que fue de mí, cuando veo que todo ha cambiado y que no se puede hacer nada para cambiarlo. Es mucho el camino recorrido, pero todavía es más el camino que queda por recorrer. Quedan muchas experiencias por vivir, y muchas lágrimas que soltar, a la vez que carcajadas. Me arrepiento de tantas cosas, quizás por el miedo de demostrar quien era verdaderamente yo. Por el miedo de renegar de mis sentimientos, por el miedo a equivocarme.
Veo que he crecido, y que no hay marcha atrás. Que puedo ponerme mi película favorita y volver a reir, y a llorar. Pero no volver a sentir esas sensaciones que he vivido a lo largo de mis largos 18 años. Puede que este pensamiento del ahora, se convierta en un recuerdo del mañana, y por eso tengo miedo. Miedo de olvidar lo que no debo olvidar, y no olvidar lo que debo olvidar. La parábola del tonto.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Está bien soñar, pero también esta bien acercarse a la realidad. Darse cuenta que las cosas son difíciles, que no hay ninguna calculadora que te resuelva los problemas. Cuando te liberas de ellos, entonces estoy bien.

11 de septiembre de 2010 a las 22:52 .

Parece una ironía de la vida, que teniéndote tan cerca… no sepa abrazarte, y decirte todos los días lo mucho que te quiero. Ahora empiezo una etapa nueva, y me duele saber que en esta etapa también influyes, sé que me apoyas, y sé que te sientes orgulloso de mí. Pero hay veces que por vergüenza preferimos no decir nada, y callar. Callar y dejar que las pequeñeces digan las cosas. Me gusta cuando me riñes y me pongo a reírme, no aguantas tú tampoco la risa. Sé que soy la mayor, que me toca afrontar las situaciones, pero extraño las noches que me dormía en tu regazo, y los días que me despertabas con la maquina de afeitar. Extraño tantas cosas, y sé que te tengo ahí, y que un día ya no estarás. Pero quiero ser fuerte, y saber que el mundo se caería con tanta gente dentro, o sería aburrido si viviéramos siempre las mismas cosas. Siempre me río de tus consejos, pero en el fondo lo pongo en práctica y los escucho. Es raro, nadie en la vida me hace sentir tan importante, y sin hablar casi. Hay veces que los dos reflexionamos estando callados y que en el fondo pensamos lo mismo, o que te interesas por mi vida y yo me muero de vergüenza al contestarte, sé que tú también. Algún día, si dios te quiere te leeré esto, yo me pondré con un huevo en la garganta y tú supongo que también.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

ser o no ser.

¿Quién soy? No lo sé, y tengo miedo de no descubrirlo nunca… Una simple adolescente encerrada en un mundo de cuatro paredes, que se ilusiona con pequeñeces, y sueña con grandezas. Grandezas que jamás rozara. Dicen que esta etapa es difícil, doy fe. Me siento sola en un mundo lleno de gente, tengo miedo de decepcionar a aquellos que me quieren, a los que les importo. Pero ¿A quien le importo verdaderamente? Tampoco lo sé, no sé que soy para el mundo. Lo que sí sé es que es el mundo para mí, y es mucho, demasiado, quizás. Un mundo de nervios, de dolor, de sufrimiento, de frustración. Frustración por no saber que quiero, por no poder llegar a alcanzarlo. De dolor por no ser alguien a quien admirar, de nervios por que jamás llegue ese día. Que no pueda superarlo. Tengo muchas sonrisas que dar, y muchos duros golpes que recibir. A final de cuentas, este juego va así. Yo doy y yo recibo. Necesito tardes distintas, nuevas personas. Pero tengo miedo, miedo de no salir de aquí, miedo de que no confíen en mí, de no ser alguien, de no saber elegir que es lo que me conviene. No sé como seré dentro de diez años, a lo mejor ni existo ya, o quizás sea alguien importante que deje abandonadas estas etapas de soledad, que ya no se acuerde cuales eran sus ideales, que no se acuerde de ser ella misma… pero ¿Alguna vez he sabido serlo? De momento no, ¿simpática o solo un reflejo de alguien para el mundo? Siento sensaciones raras y no sé que quieren decir, ojala supiera distinguir lágrimas de felicidad y de tristeza. Siento impotencia, y sí, tampoco sé de qué. La realidad cuesta verla, y cuando la vez, entonces caes. Y da la casualidad que son aquellos momentos en los que no tienes a nadie que te haga mirar hacia delante. Lo ves todo superficial. Todo es ajeno a ti. Y me encierro, y grito. Lloro. Rio. Me vuelvo loca. Sé que muchas veces he tomado la decisión correcta, otras quizás me he equivocado. No soy un modelo a seguir, tampoco pretendo serlo. Solo quiero eso… saber quien soy, no sentirme pequeña en un mundo de grandes.

martes, 7 de septiembre de 2010

domingo, 5 de septiembre de 2010

sábado, 4 de septiembre de 2010

Tengo miedo, miedo de olvidar mis recuerdos, son miedos. Miedos de esperar un futuro imperfecto, y dejar este presente que no dice nada.

viernes, 3 de septiembre de 2010

http://www.youtube.com/watch?v=o3wJ_5A6rd4
historias que contar, y algunas tonterias también jiji
Fue verte y congelarme, el tiempo se paró. Todo iba lento, menos la gente, tú me miraste y yo te correspondí, directamente a los ojos. No dijiste nada, tampoco hicieron falta palabras. Sé que te va bien, y lo único que espero y deseo, es no verte nunca más, y no saber nunca mas de ti. Aquellos días fui una ilusa, pensando que podia alcanzar el cielo, incluso lo inalcanzable.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Me he quitado varios kilos de estrés, pero ahora viene lo peor... esperar los resultados y empezar de nuevo, sea lo que sea.