martes, 22 de agosto de 2017

"Ojalá coincidamos con más gente que sí nos quiera, que sí nos busque, que sí nos escuche.Ojalá coincidamos con más gente que nos haga bien"

lunes, 21 de agosto de 2017

no more.

Ahora que ya ha pasado el día, mi día, es cuando me dispongo a hacer reflexión. A saborear esos pequeños detalles. Pero que por supuesto, para mi han sido enormes. Y que lastima a la vez que no haya podido compartirlos contigo. Esa indiferencia por tu parte es la que espero encontrar en un futuro en mi.

Sé que esto llevará su tiempo. Si de eso no tengo queja. Tengo queja de ti, que no me dejas. Te empeñas en aparecer, no sólo en cualquier detalle, sino cuando tú quieres. Me haces consciente y me recuerdas que ahí estás y que no me vas a dejar a ir. Que quizás no quieres perderme pero es que tampoco sabes cuidarme ¿Sabes? Me estás perdiendo y no sé si a posta. Pero si es así, eres un cobarde.

Cobarde por no mirar al miedo a los ojos, por no enfrentarte a él, por elegir el camino fácil, por hacerme ilusiones, porque sí... Las haces, por mucho que digas que lo evitas, que no te gusta hacerme daño y que serías incapaz.

La gente no sabe de ti, como yo sé. Y me da rabia pensar que eres como dicen, como yo pensaba que eras un futuro. Pero es que sólo me demuestras eso...


¿Qué esperar cuando estás esperando?

Ya no quiero esperar nada de nadie. Quiero dejar que la vida me sorprenda. Quiero darle tiempo al tiempo y que lo bueno, llegue. Más tarde o más temprano. Da igual. Lo importante es disfrutar del camino. Disfrutar de las personas que me encuentro en él. Porque sí. Hay personas increíblemente bonitas que no vemos por el hecho de mirar en la dirección equivocada. Por reincidir en la misma piedra una y otra vez.

No quiero más penas en mi vida. No quiero más lloros. No quiero más veranos así.
Quiero sentirme como me siento ahora. Querida. Importante. Aunque sólo sea una vez al año. Pero eso...  de mi depende. Aunque a veces tenga la sensación de que el tiempo no corre, pero sí... Lo hace.


No más.

Ya está. Déjame. 
No puedo más. No puedo con más mentiras, con más falsas ilusiones. Con falsas esperanzas. 
Porque me doy pena ya. Me doy pena hasta yo. Estoy cansada de todo esto. 
Que ni este día tengas un mínimo detalle. Ya no sé si hubiera sido mejor que no me felicitaras o que lo hagas de esta forma.

Y yo... Tonta ... que me dejo encontrar. 




viernes, 18 de agosto de 2017

Mi chica perseida

Hay puntos de luz, con ello no me refiero a la luz intermitente del whatsapp. 
Hay personas que están destinadas a encontrarse. Que las une un hilo, y no sólo de color rojo. Porque a decir verdad, tiene todos los colores habidos y por haber. Y es que para cada día hay un color, y si no lo hay, los coloreamos y si hace falta, nos los inventamos. 

Personas que te encuentras en la más profunda oscuridad y que sólo hacen brillar en tu vida, que apenas conoces de hace una semana prácticamente y ya la consideras parte imprescindible. Y es normal, normal que llegues hasta ellas, porque sólo con su luz, te alumbran lo suficiente el camino, tanto que te guían hasta ellas. 

Ojalá su luz no se apague nunca, ojalá sigan estando ahí, a miles de kilometros (quizás unos pocos menos) pero con la esperanza de que llegue diciembre, julio o agosto y que todo siga igual. Y a decir verdad, es una de las pocas cosas que tengo claro ahora mismo. 

GRACIAS





jueves, 17 de agosto de 2017

¿Y si es hoy el día en el que decides quererte más a ti? Eliminar toda esa gente que sólo te hace sentir peor, que te resta días, y que te resta a ti. ¿Te imaginas? ¿Te imaginas que un día eres capaz? Decides que ya estás cansada de la misma tontería de siempre.

Gente que toma decisiones por ti porque piensa que es mejor, pero que en el fondo lo único que hace es tomar decisiones en base a un criterio e interés, con el único pretexto de ser buenas personas, o quizás de creérselas.

Para ser buena persona hay que demostrarlo con hechos, y no con palabras (vacías). No quiero en mi vida ese tipo de personas las cuales no se alegran de lo bueno de los demás, esas que intentan cortarte las alas, de esas que no te dejan volar, por el simple hecho de que ellos no han podido hacerlo.

Aún así, quiero a esas personas, las echo de menos, pero no... No puede ser. Voy a empezar a hacer eso que hacéis vosotros, lo de quererse uno mismo y tal.



martes, 15 de agosto de 2017

PARA,.

Dicen que no hay más ciego que el que no quiere ver. Y yo, soy ciega y tampoco quiero ver. Aunque para ser sinceros sé perfectamente lo que hay. Tengo los ojos del corazón bien abiertos. Y sé donde no se me quiere. Sé donde se aprovechan de mi y de mi buena fe. Sé que si quiero ver un cambio, la que primero tiene que cambiar, soy yo.

Una vez me dijeron que si no me cuidaban, que lo hiciera yo. Que me protegiera. Y parece que ha tenido que venir alguien de fuera a hacerme entender que me tengo que querer yo antes que nadie. Lastima que sea por las malas. Pero es que sé que si no es por las malas, nunca aprendo. Triste pero cierto.

Ojalá algún día me quisiera tanto como te quiero a ti. Porque sí. Te tengo que querer para dejar que me hagas esto. Para que me arrastre por algo que sé que no cambiara. Porque quiero que tengas claro, que si yo viera un futuro de otra manera, que estaría encantada de hacerlo. De verdad, de la buena. Y tú sabes que nunca miento. Soy incapaz.

Pero bueno. Mientras me muero viéndote "en línea", mostrando interés sobre otras que no soy yo, intentaré tener la cabeza alta, porque no pasa nada. Todo se supera. Y el tiempo me lo  ha demostrado. Y como tú dices: "El tiempo lo dice todo".

Pero por favor, ya no juegues con mi tiempo. Porque para mi es oro. No por darselo a alguien más, sino porque lo necesito para pasar página y vivir nuevas aventuras, mejores o peores, quien sabe, aunque puesto a pedir...


... te pido a ti en aquel enero de playa.